Translate

domingo, 21 de febrero de 2016

LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES



Democracia. Estamos hartos de escuchar que vivimos en democracia, que la transición a la dictadura nos trajo el periodo “democrático” más largo en la historia de España, que los políticos de la transición son “los padres de la democracia”, etc.
A mi entender es todo mentira.
¿En que nos basamos para decir que vivimos en Democracia?
En que tenemos un periodo de elecciones cada cuatro años.
En que vivimos en un estado de derecho en libertad.
En la pluralidad de partidos.
En la libertad de prensa.
Ninguna de estas afirmaciones son características de un régimen democrático.
Democracia, etimológicamente significa el poder del pueblo, y el pueblo decididamente no tiene el poder, cuando hay partidos que incumplen sus programas políticos sistemáticamente y no hay ningún medio para evitarlo, por lo tanto lo que los ciudadanos hacen es elegir a un dictador para que nos gobierne durante cuatro años, dándole carta blanca si obtiene mayoría absoluta o lo que consigan negociar entre los partidos con representación de espaldas al pueblo al que representan. ¿O acaso la reforma del artículo 135 de la constitución que reformaron el PSOE y el PP iba en algún programa electoral? ¿a quién beneficiaba realmente aquella modificación?¿Por qué no se consultó a los ciudadanos? ¿Sabían que en países como China o Corea del Norte también hay elecciones?
No podemos afirmar que vivimos en libertad ya que a diario aparecen noticias de personas que o bien por criticar al sistema o bien por reivindicar sus derechos son; multados, detenidos, juzgados… imponiendo una política del miedo en el resto de la población, con el aviso de “si protestas contra el sistema, te ajustaremos las cuentas”, como si de un sistema mafioso se tratase, lo que provoca inevitablemente la desmovilización de la población.
Es cierto que existe pluralidad de partidos pero ¿a quién representan esos partidos? Estamos viendo continuamente como exministros que han legislado en una determinada materia terminan trabajando como asesores en empresas de las que, se supone, tenían que representar los intereses de los ciudadanos. Y los partidos que no están a favor de estas prácticas están coartados por leyes electorales que les impiden alcanzar alguna cota de poder.
La libertad de prensa directamente, no existe, los medios de comunicación o bien dependen de sus fuentes de ingresos, dominados por el gran capital, o bien dependen del gobierno que la sustente, dominado por el poder político, y podemos ver como la información ha dado paso a la opinión, tergiversando la realidad objetiva, y cuando no se puede manipular pues se “secuestran” las ediciones para que no vean la luz, ¿recuerdan lo que pasó con la revista satírica “El Jueves” y su “polémica” portada? ¿Dónde está la libertad de prensa?.
No existe más o menos democracia, o hay democracia o no la hay y definitivamente, en mi opinión, no la hay.
Creo firmemente que la democracia es el sistema político “menos malo” de los conocidos, pero una democracia real, y habiéndose demostrado que el sistema actual, no legisla a favor del ciudadano, el ciudadano debe hacerse oir.
Únicamente existirá un sistema democrático, si es el ciudadano de a pie el que toma las decisiones, puesto que es el que conoce realmente los problemas del país, un país lo componen sus ciudadanos, no sus bancos.
                Ningún sistema democrático permitiría que se rescatara a los bancos dejando desamparadas a las personas.
¿Quién tiene realmente el poder? El poder no está en el gobierno, el poder está en los grandes capitales, los grandes capitales dominan los gobiernos, las empresas, la banca, la prensa, etc. Para poder vivir en un régimen verdaderamente democrático es imprescindible arrebatar el poder al capital y devolverle la soberanía al pueblo.
La dictadura perfecta es aquella que hace creer a sus ciudadanos que viven en libertad.
Como han dicho en alguna ocasión: ¡¡ LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario