Translate

miércoles, 11 de abril de 2018

MASTER-CARD


Posiblemente, ni seré el único ni el último que hable esta semana sobre el famoso Master de la Sra. Cifuentes, pero hay varios aspectos que me han llamado la atención en este caso:
En primer lugar la desfachatez que muestra la aún Presidenta de la Comunidad de Madrid en sostener lo insostenible. Considero que hay pruebas más que evidentes que demuestran que no realizó el Trabajo de Fin de Master (TFM) y por lo tanto no pudo obtener de manera lícita el correspondiente título.

En segundo lugar, la defensa de lo indefendible que está haciendo el Partido Popular, de un caso que no tiene salida.
En tercer lugar, cómo profesionales de la educación, como los de la Universidad Rey Juan Carlos, se prestaron a beneficiar a esta señora. Una Universidad que tiene matriculados unos cuarenta mil alumnos en la actualidad, a los que se les ha faltado al respeto, regalando la titulación a una persona, ¿qué opinan de esta situación estos estudiantes? ¿Qué valor académico tienen los títulos universitarios obtenidos aquí? ¿no planeará la sombra de la sospecha sobre todos ellos, al menos durante un tiempo? Los directores del Master son tan o más culpables que la Sra. Cifuentes y esto debería incapacitarlos para ejercer en un centro educativo de por vida.
En cuarto lugar, la falta de indignación que ha provocado esta situación en la ciudadanía en general, aparte de miles de chistes, no se ha entendido la profundidad de esta situación. El caso Cifuentes, es un ataque directo a la enseñanza universitaria en todo el país. A las dificultades existentes como, la falta de becas, el precio de las matriculas, el precio de los materiales necesarios para cursar una enseñanza universitaria… se suma que las personas con cierto poder, no tienen ni que estudiar o ir a clases para obtener un título que a otras les cuesta un sobrado esfuerzo, tanto intelectual como económico.
El esfuerzo y la capacidad no es una cualidad que deban demostrar las clases dirigentes para obtener una titulación que los diferencie del resto. Lo que este caso viene a demostrar es que el mérito no se valora, el mérito se compra, las relaciones personales, el papel institucional, en fin, las relaciones de poder tienen la capacidad de proveerte de un curriculum excelente para que nadie cuestione tu posición de privilegio. Lo más grave de esta situación es que cuando es descubierta, la mayoría de la gente, lo asume como algo normal. Nos hemos acostumbrado tanto a la corrupción que ya nada nos sorprende.
Sidney W. Mintz, un ilustre antropólogo fallecido en 2015, escribió en 1996, “Cuando la jerarquía es firme y reconocida los excesos de los poderosos no suelen verse como excesos” y España es un claro ejemplo de esta cita. Mientras los poderosos nos roban, nos mienten y pisotean nuestros derechos, a un alto porcentaje de la población parece darle igual, lo entienden como normal, lo hacen porque tienen capacidad para hacerlo, mientras tanto se encarcela a cantantes o tuiteros que molestan con sus mensajes.

Mientras no se les pare, el Partido Popular seguirá en su deriva de corrupción, el caso Cifuentes es uno más, igual o aún más grave que el resto, ya que hasta ahora los hijos e hijas de los trabajadores sólo podíamos competir con ellos intelectualmente, estos días han demostrado que no necesitan estudiar para obtener los títulos que a otros tanto esfuerzo les cuesta.
Cada día es más necesario desalojarlos del poder, antes  de que lo dejen todo en ruinas.
Salud.

miércoles, 4 de abril de 2018

LA PENALIZACIÓN DEL MÉRITO.


Uno de los más grandes representantes del modernismo español y padre del esperpento, es Ramón María del Valle-Inclán, que publicó en 1924, una de sus  mayores obras teatrales, “Luces de Bohemia”, en ella hace un análisis de la sociedad española de su época, siendo una de sus citas más célebres la siguiente: “En España el mérito no se premia, se premia el robar y el ser un sinvergüenza, en España se premia todo lo malo”.

Pero, ¿podríamos decir que esta cita sigue vigente noventa y cuatro años después? ¿tan poco ha cambiado la sociedad española en casi un siglo?
Que el mérito no se premia, es un hecho, y no porque lo diga yo, lo dice también el premio nobel de economía de 2001, Joseph Stiglitz: “El 90% de los chicos que nacen en hogares pobres morirán pobres por más capaces que sean, más del 90% de los chicos que nacen en hogares ricos morirán ricos por más estúpidos que sean, el mérito no es un valor”.

Pero una cosa no es premiar el mérito y otra cosa es penalizarlo, y eso es muy común en nuestra sociedad. Existen dos concepciones sobre el trabajo, el trabajo como actividad que dignifica y el trabajo como carga, de ahí que encontremos dos tipos de trabajadores: uno que hace el trabajo que se le encomienda de manera diligente y el que tarda en realizarlo, pone excusas e intenta escurrir el bulto.
Si nos encontramos a ambos tipos de trabajadores en un mismo puesto de trabajo y un superior le encomienda un trabajo al trabajador A y este lo hace de manera satisfactoria en un tiempo lógico, y el mismo superior le encomienda el mismo trabajo al trabajador B y este tarda en llevarlo a cabo, pone excusas para no realizarlo, y el trabajo termina llevándose a cabo fuera de plazo y con un resultado malo o mediocre, en el momento en que el superior tenga que encomendar un trabajo ¿a qué trabajador se lo pedirá? Creo que todos coincidiremos en que si fuéramos el superior se lo mandaríamos al trabajador más eficiente, obteniendo como resultado que el trabajador A se encontraría cada vez con más carga de trabajo mientras que el B, cada vez tendría menos que hacer o haciendo tareas más sencillas, obteniendo el mismo sueldo, al tener la misma categoría.
Esto tiene unas consecuencias laborales inmediatas, el mal ambiente laboral, la desaparición de la solidaridad entre compañeros y un desajuste en la producción.
Esta situación hipotética es más común de lo que podemos llegar a pensar. Y un gran error en la persona que no cumple con sus funciones, ya que los trabajadores/as el único medio de vida que poseemos es la venta de nuestra fuerza de trabajo a cambio de un sueldo, por lo tanto está desperdiciando su potencial en perjuicio de un compañero/a.

La situación no deja de ser injusta en lo que a carga de trabajo se refiere, es común que los parámetros a tomar por las empresas a la hora de efectuar despidos en caso de necesidad se tomen dentro de cuestiones meramente económicas, no productivas, sino que el que suele salir despedido es el que tiene menos costo para la empresa.
Podríamos concluir diciendo que la división del trabajo ha tenido como consecuencia que este pierda valor productivo, que los trabajadores que tienen conciencia de la dignidad que te da el trabajo como ser humano tienen una mayor producción y que los que ven el trabajo como una carga, los que realmente son una carga son ellos/as, una carga para sus empresas y para sus compañeros/as.
Todos conocemos trabajadores de ambos tipos, felicitemos a los trabajadores del tipo A y afeemos la conducta de los trabajadores del tipo B, ya que no sólo perjudican a su empresa sino a sus propios compañeros/as.
Esta situación no es más que otra de las consecuencias del individualismo y de la falta de solidaridad que impera en nuestra sociedad.
Salud.

domingo, 25 de marzo de 2018

ESTRATEGIAS DE LOS GRUPOS DE PRESIÓN


Uno de los temas sobre los que he escrito en varias ocasiones ha sido la importancia de llevar a cabo una profundización en la transformación de la democracia representativa hacia la democracia directa. Uno de los argumentos que he utilizado habitualmente es la frecuencia del voto, considerando la periodicidad de este inadecuada, votar a un partido u otro cada cuatro años es un ejercicio democrático excesivamente dilatado en el tiempo.
Este argumento comienza a perder peso desde que trabajo en la administración pública y ostento cargo de dirección política.
Aunque bien es cierto que sigo pensando que hay que profundizar hacia un modelo de democracia directa, he llegado a la conclusión de que si bien el derecho a voto es cada cuatro años, no es así el uso que se hace de la figura del voto, o más bien, del uso que se hará de él en un futuro.
Generalmente, representantes de grupos de presión, aunque algún ciudadano particular también lo hace, utiliza la orientación del futuro voto como chantaje a la hora de presionar a los gobiernos locales de turno, con el objetivo de conseguir uno u otro fin que les favorezca a ellos personalmente o al colectivo que representan. Otro tema es la legitimidad que tienen estos representantes de estos grupos de presión.

Que el voto sea secreto hace que pueda usarse como herramienta para presionar a los partidos políticos, ya que se desconoce cuál será la papeleta que depositarán los ciudadanos finalmente.
Existen grupos de presión que continuamente pretenden influenciar las decisiones políticas con llevar a cabo acciones que desvíen el futuro voto si sus demandas no son satisfechas.
A mayor ámbito de influencia tengan estos grupos de presión, más posibilidades tendrán de que su estrategia tenga éxito.
Las estrategias que siguen estos grupos, si sus demandas no son satisfechas, son habitualmente las siguientes: enviar una nota de prensa a los medios mostrando su descontento por que no se ha llevado a cabo la solicitud planteada, en esta nota de prensa se obvian los motivos de por qué no se ha llevado a cabo, esta noticia es difundida por los miembros de este grupo de presión a través de las Redes Sociales. Otra acción es “mostrar músculo” llevando a cabo reuniones donde se convoca al mayor número posible donde se informa a medias, o directamente se miente con el objetivo de generar descontento, de estas reuniones sale una red de “correveidiles” que difunden bulos o informaciones con verdades a medias. El último recurso, aunque no siempre van en este orden, es una reunión con la oposición política, que recoge la queja como agua de mayo, y la difunde a través de sus medios.
En muchos casos se ocultan las verdaderas intenciones, escondidas detrás de una propuesta que aparentemente está enfocada detrás de un bien común.
Debido a todo esto, he llegado a la conclusión que la expectativa de voto es utilizada como herramienta para la consecución de ciertos fines, y puede ser una estrategia que puede dar resultado si se utiliza contra partidos políticos que pretenden perpetuarse en el poder a toda costa.
Un partido político íntegro y que actúe en conciencia, no puede dejarse influenciar por las amenazas de ciertas personas, que en muchos casos no representan ni  a la cuarta parte de los que dicen representar.
Salud.

miércoles, 21 de marzo de 2018

LA ZONA GRIS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS.


La zona gris se define como el espacio donde se difuminan las fronteras, donde aspectos culturales, sociales, ideológicos o económicos son invisibles, sin que los límites queden bien definidos.
En política, los partidos que se encuentran indefinidos ideológicamente, que sus límites ideológicos son poco claros, son los que mejor se mueven en esta “zona gris”. Todos los partidos tienen sus zonas grises, pero para algunos esa zona es más amplia que para otros.
Permanecer en la zona gris te facilita poder llegar a mayor número de simpatizantes, ya que al no dejar claro cuáles son sus parámetros ideológicos, estos partidos tienen la libertad de defender una postura y la contraria sin ningún tipo de rubor.

Pondré un par de ejemplos para poder clarificar esta idea: Si un partido se define como monárquico, no defenderá nunca las tesis del modelo de Estado republicano, y si el partido se define como republicano no defenderá el modelo de Estado monárquico. Un partido que se mueva en la zona gris con respecto a estas dos posturas podría decir que se define como republicano pero que defiende a la monarquía. Otro ejemplo puede ser que un partido se defina como Liberal, y defienda la bajada de impuestos, cuando tenga oportunidad suba los impuestos alegando la imposibilidad de cumplir con la palabra dada por motivos ajenos a ellos.
Estos partidos “imaginarios” utilizarían los distintos mensajes dependiendo del público al que fuera dirigido, por lo que los que reciben esos mensajes lo aceptan con agrado.
Pondré otro ejemplo que me viene a la cabeza de manera casual, imaginemos que un partido durante la semana en que se celebra el día de la mujer trabajadora, en torno el 8 de marzo, hace una serie de discursos a favor del empoderamiento de la mujer, participa en manifestaciones y concentraciones a favor de los valores de la igualdad entre géneros, pero a los pocos meses fomenta la celebración de un certamen de belleza que perpetua y difunde los estereotipos contra los que ha estado luchando meses atrás.
Estos partidos no estarían entrando en ninguna contradicción ya que su indefinición ideológica los avala a la hora de tomar ambas decisiones que pueden parecer contradictorias. Este tipo de actuaciones suelen estar refrendadas por la mayor parte del electorado que argumenta su voto en la decisión que más concuerda con sus valores, obviando la decisión contraria.
Lamentablemente la memoria colectiva es muy breve, y puede llegar a aplaudir ambas decisiones contradictorias, en la época donde más acceso tenemos a la información menos tiempo parece permanecer los datos en la memoria común.
Es común ver como contactos que tenemos en las redes sociales defienden una postura y la contraria en sus publicaciones. Esta indefinición de los partidos políticos no es casual es la propia de la indefinición ideológica general en la población.
La coherencia política no es nada fácil de practicar, y deja de ser un imperativo moral cuando la población no exige a sus representantes que se definan, que no actúen a corto plazo y que sean moralmente consecuentes con sus ideales, tenga el coste electoral que tenga.
John F. Kennedy dijo “En la política es como en las matemáticas, lo que no es totalmente correcto está mal”. Pero ¿Cómo determinar lo que es totalmente correcto?
Partiendo de la base que es imposible contentar a todo el mundo, lo correcto debe ir definido por los límites ideológicos del partido, y actuar consecuentemente.
La zona gris, allí donde se mezcla el blanco con el negro, es cada vez más grande entre los partidos políticos españoles.
Salud.

miércoles, 14 de marzo de 2018

LAS MUJERES LLEVAN PANTALONES PERO LOS HOMBRES NO LLEVAN FALDAS.


“Los niños tienen que ser enseñados sobre como pensar, no sobre que pensar” Margaret Mead.
El  pasado 8 de marzo se conmemoraba el día de la Mujer Trabajadora, además de manifestaciones, proclamas, plenos institucionales,  y manifiestos a lo largo y ancho de toda la geografía española, en los colegios, como viene siendo habitual se trabaja de manera transversal el tema de la igualdad.


Trabajar la igualdad con los que son el futuro de la humanidad es importantísimo en lo que supone el avance de la sociedad.
Mi hijo mayor, que cuenta con 11 años y se encuentra en sexto de primaria, me enseñó la actividad que habían realizado ese día, se trataba de dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Por qué los hombres no llevan falda? Su respuesta me encantó, y la verdad es que me hizo estar muy orgulloso de él, si la mayoría de los adultos pensaran como niños de 11 años, seguro que viviríamos en un mundo mejor.
La transcribo tal como está escrita en su cuaderno:
“Naturalmente los hombres no llevan faldas porque no se ve bien debido a que no los han educado así, pero, si los hombres llevaran falda, eso tendría muchas ventajas.
En verano ¿no daría más aire en las piernas? Y en invierno, hay faldas largas para estar más calientes.
También parece una prenda muy cómoda porque los pantalones tienen dos patas y las faldas sólo tienen una y es más cómodo meter los pies.
Las mujeres siempre las han vestido para estar guapas, y, ¿es que los hombres no podemos estar guapos? Si los hombres lleváramos falda habría menos racismo en el mundo.
En resumen, si todos lleváramos faldas el mundo no sería tan injusto ni racista y más cómodo.”

En primer lugar recalcar que es una redacción de un niño, y en segundo lugar me gustaría destacar dos asuntos que pueden leerse entre líneas del texto:
1.       La importancia de sociedad a la hora de tomar decisiones individuales. Es la sociedad la que dice quién debe ponerse pantalones y quién no.
2.       Prendas que nos diferencian nos marcan roles sociales, de ahí que haga referencias a conceptos que él considera discriminatorios como son “racismo” e “injusto”.
La profundidad que subyace en una redacción de un niño de 11 años, como alegato a la igualdad de género, me hace seguir albergando un poco de fe en la humanidad y de que no todo está perdido.
Los niños y niñas de hoy son los hombres y mujeres de mañana, que vayamos avanzando desde pequeños en conceptos de igualdad, justicia y fraternidad, hará que tengamos un futuro mejor. Añadir que por mucho que esos valores se trabajen en los colegios deben ser reforzados en casa y es responsabilidad de las familias que así sea.
“La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo” Paulo Freire.
Salud.


lunes, 5 de marzo de 2018

LA CONSTRUCCIÓN COLECTIVA DE UNO MISMO.


Soy una persona que procura aprovechar su tiempo al máximo, por eso siempre estoy embarcado en muchos proyectos tanto personales como laborales, escribir semanalmente en los periódicos locales, mantener actualizado mi blog personal, mi pasión por la lectura me hace tener siempre un libro que leer, mi militancia política, el grado en antropología social y cultural que me he empeñado en sacarme, la próxima publicación de mi primer libro, del que tendréis noticias en poco tiempo, o eso espero, además de mis obligaciones laborales, atender a mi familia, obligaciones como padre, de tres hijos maravillosos, las tareas domésticas, etc. Todas estas actividades conforman mi actividad diaria, y no es fácil poder llevarlo todo adelante.
Pero todo lo que somos, todo lo que hacemos no lo hacemos únicamente nosotros, todo es parte de una construcción colectiva donde las personas que tenemos a nuestro lado forman una parte fundamental para que podamos desarrollarlas, y yo no podría hacer todo lo que hago si no tuviera a mi lado uno de los pilares que me sustentan a mí y a mi forma de ser.
En la semana en la que celebramos el Día de la Mujer Trabajadora, quiero dedicar estas líneas a la persona sin la que sin su apoyo y complicidad me sería imposible realizar todas las actividades que he nombrado anteriormente, como ya habrán imaginado hablo de mi pareja, esposa, compañera y mejor amiga.
Al igual que a mí me sostiene un pilar, yo procuro ser el pilar que sustenta los intereses, actividades, obligaciones de mi compañera, ya que de no ser así sería una situación completamente injusta que haría que todo lo que yo consiguiera no tuviera valor, ya que una pareja es cosa de dos, y la idea de que somos medias naranjas en busca de la otra mitad es completamente falsa. Somos personas completas desde que nacemos con nuestras virtudes y nuestros defectos y nuestra pareja debe conocerlos y comprenderlos y ponernos las pilas cuando es necesario y viceversa, si no es así, en mi opinión, la pareja es incompleta, serían dos personas donde una está subordinada a la otra, algo impropio de los tiempos que corren.
Es habitual, en torno al 8 de marzo, escribir y ensalzar a mujeres que a lo largo de la historia han contribuido con su trabajo, esfuerzo y ejemplo a mejorar la sociedad en la que vivimos. Por eso estoy seguro que hoy he elegido a la persona apropiada para destacar en este 8 de marzo, porque ha contribuido  con su trabajo, esfuerzo y ejemplo a mejorar mi vida y la de los que están a su alrededor, por formar parte de mi historia y porque sin ella, yo no sería yo.
Porque nada podemos hacer individualmente, porque todo forma parte de una construcción colectiva.
Salud

miércoles, 28 de febrero de 2018

EL REINADO DE SATÁN.


A finales de los años 60 aparecieron, como respuesta al movimiento Hippy, muchos movimientos que se denominaron “anticulturales”, uno de los más llamativos fue la “Iglesia Satánica” liderada por el “Papa Negro” Anton Szandor LaVey. Lejos de parafernalias ocultistas, la Iglesia Satánica era una respuesta humanista, entendiendo como humanista un movimiento filosófico que pone en el centro al “hombre”, y como antítesis de Dios rinde culto a Satán. Satán representa al ser humano con sus defectos y sus virtudes, no se entiende como un ser sobrenatural, utilizan la figura de Satán como protesta por la instrumentalización que se ha hecho de la idea de Dios en la cultura occidental. Esta “iglesia” aparece como resultado del fracaso de la “flower revolution” y preconiza la revolución conservadora que se daría a finales de la década siguiente.

La “Iglesia Satánica” critica la hipocresía del cristianismo dominante en la burguesía estadounidense, debido a que incumplen sistemáticamente sus dogmas morales y establece como respuesta a los diez mandamientos que Dios envió a Moisés, según el antiguo testamento, nueve declaraciones:
  1.      Satán representa la indulgencia, ¡no la abstinencia!
  2.      Satán representa la existencia vital, ¡no quimeras espirituales!
  3.       Satán representa la sabiduría impoluta, ¡no el auto-engaño hipócrita!
  4.       Satán representa la amabilidad para quienes la merecen, ¡no el amor desperdiciado a ingratos!
  5.       Satán representa la venganza, ¡no poner la otra mejilla!
  6.      Satán representa la responsabilidad para el responsable, ¡no el preocuparse  por vampiros psíquicos!
  7.      Satán representa al hombre sólo como otro animal, a veces mejor, ¡más a menudo peor que aquellos que caminan a cuatro patas!, que, a causa de su “desarrollo divino e intelectual”, ¡se ha convertido en el animal más vicioso de todos!
  8.     Satán representa todos los así llamados pecados, ¡pues todos ellos conducen a la gratificación física, mental o emocional!
  9.      Satán ha sido el mejor amigo que la iglesia ha tenido jamás, ¡pues él la ha guardado en el negocio todos estos años.

Estas nueve declaraciones están sacadas de la “Biblia Satánica” publicada por Anton Szandor LaVey en 1969, y traducida y publicada en España por primera vez en el año 2000. Como se puede observar es un claro ataque a la cultura cristiana predominante, donde Satán se representa como valedor de todo lo que la iglesia prohíbe, pero que algunos de sus fieles hacen.


Podríamos analizar cada una de estas declaraciones y llegaríamos a la conclusión de cómo estos comportamientos se han generalizado, pero por motivos de espacio y de tiempo, me centraré en el número 5, del que haré un pequeño esbozo, que cada cual saque sus propias conclusiones:
Tras el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York en el 2001, Estados Unidos llevó a cabo una ofensiva relámpago contra Afganistán, país en el que habían ubicado a Osama Bin Laden, ideólogo del ataque. ¿no es esto un ejemplo claro de venganza?
Podría poner ejemplos nacionales o locales de como la quinta declaración se impone a lo “mandado” por la iglesia, pero me abstendré para no crear problemas de conciencia.
Estas nueve declaraciones son una exaltación del individualismo, un idividualismo potenciado por el neoliberalismo imperante en la actualidad, donde el “sálvese quien pueda” y donde sólo es criticable lo que hacen los demás pero se es indulgente con las acciones propias.
Para profundizar en este tema recomiendo la lectura de “La Biblia Satánica” o la Biografía de Anton Szandor LaVey, verán como encuentran muchos paralelismos con la realidad que vivimos en la actualidad.