Translate

martes, 30 de mayo de 2017

HABLEMOS DE FUTBOL



Hoy he decidido meterme en un charco, voy a hablar de futbol, más concretamente de los equipos locales el C. D. Rota y la U. D. Roteña. Evidentemente no tengo la osadía de dar una disertación deportiva, ni de estilos de juego, ni nada por el estilo, estoy seguro que la mayoría de los lectores tendrán muchísimas más nociones de estos temas que yo.

Al ir terminando la liga, he oído un tema que se repite de año en año, y es si los dos equipos deberían unirse y formar un único club. Como he dicho voy a hablar de futbol, pero no desde un punto de vista deportivo sino uno muy distinto, voy a intentar dar unos argumentos para demostrar que la fusión de la U.D. Roteña y el C.D. Rota sería el fin del futbol senior en nuestra localidad.
La absorción de un Club por otro queda descartado, a priori, no es una solución que ninguna de las entidades aceptaría y muchos menos los socios de ambos clubs. Por lo tanto sólo quedaría la creación de un nuevo club y la desaparición de los anteriores, y así poder crear un club capaz de aspirar a categorías profesionales con solvencia, pero los defensores de esta tesis no han contado con que en Rota no existen infraestructuras suficientes para albergar partidos de categorías como la 2ªB, quién financiará a este club ¿los socios? ¿Los patrocinadores? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Tenemos los aficionados la paciencia suficiente para afrontar un proyecto a largo plazo? La respuesta a estas preguntas, a mi entender ya daría por descartada la viabilidad de este proyecto. Pero hay un argumento más contundente que daría al traste con el proyecto y es, la afición.
La afición al futbol no es racional, es cien por cien emocional, la mayoría somos aficionados de uno u otro equipo y no sabríamos decir el porqué, no cambiamos de equipo porque haga una mala temporada, o sus jugadores hagan declaraciones desafortunadas, la afición es un sentimiento que permanece ahí, pase lo que pase.
Centrándonos en los equipos locales año tras año, el número de socios permanece casi inalterable, con unas variaciones mínimas, tanto el Navarro Flores como el Puntas Velas mantienen una entrada similar domingo tras domingo independientemente de la categoría en la que estén y eso es debido a que los aficionados tienen un vínculo especial con su club, ese vínculo se perdería en el momento que su club desapareciera y por supuesto no es intercambiable, por lo que desaparecería la razón principal del futbol modesto, los aficionados.
No niego, que habría parte de los socios migrarían al club de nueva creación, pero la mayoría no tendrían  vinculación emocional con él, y ante la disyuntiva de ver un partido de primera división y un partido de futbol modesto, evidentemente ganaría, en la mayoría de las veces, el futbol profesional acompañado de una cervecita y un buen sofá.
El futbol, es emoción, es sentimiento, es pasión, pero no es racional, la razón principal de cualquier club modesto son sus aficionados y estos desaparecerán si desaparece el club.
A esto hay que sumar que las identidades, las deportivas también, se forman a través la confrontación de contrarios, la rivalidad con el otro, fortalece nuestros lazos con nuestro club y nos motiva a acudir domingo a domingo a nuestro estadio.
Además ¿qué sería de aquellas conversaciones criticando al “equipo hermano”?
En definitiva; sin financiación, sin infraestructura, sin paciencia y sin afición, es imposible que un club nuevo sustituya la labor que realiza domingo tras domingo la U.D. Roteña y el C.D. Rota.
Quiero dejar constancia de que esta es mi opinión personal única e intransferible, no quieran ver una opinión política donde solo habla un aficionado.
Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario